fbpx

¿No usas acondicionador porque te engrasa el cabello?, quizá usas el producto equivocado

Te sorprenderá enterarte que sólo el 15% de los colombianos incluyen en su rutina de baño el uso del acondicionador, a qué se debe esto? Existen varios mitos que le atribuyen a este producto efectos no deseados sobre el cabello como: que lo engrasa, le resta volumen o porque hace que el cabello no dure limpio por más tiempo, por ello que muchas personas no se atreven a probarlo. Si tú también has creído esto, continúa leyendo este post y entérate si los mitos son reales o no. 

 

Es cierto que todos queremos tener un cabello de portada, pues juega un papel importante en nuestra apariencia. Pero tener un cabello bello y saludable requiere ir más allá de lavarlo todos los días.  Cuando usas un shampoo para lavar tu cabello, lo que estás haciendo es retirar el sebo, la suciedad y las células muertas acumuladas en tu cabello y cuero cabelludo, pero una vez lo enjuagas, este queda en un estado vulnerable al medio ambiente, por lo que el uso de un acondicionador se vuelve de gran importancia. Los acondicionadores hacen parte de los productos usados para el cuidado capilar que mantienen el cabello hidratado y protegido pues recubre y sella la cutícula capilar. El cabello acondicionado previniendo se quiebre y se abran sus puntas, preserva por más tiempo su humedad haciéndolo más flexible y con un brillo deslumbrante, además aporta gran suavidad que facilita su peinado y contribuye a reducir la electricidad estática. Los factores ambientales, como el cambio de temperatura, los rayos ultravioletas y además el uso de implementos de belleza como el secador o la plancha, pueden causar estrés en el cabello que con el uso de un buen acondicionador puede solucionarse. 

 

Pero entonces, ¿los mitos son verdaderos? Según voces expertas en el cuidado capilar, los acondicionadores no generan ninguno de los mitos que la mayoría de las personas creen. Si alguna vez viste que tu cabello se volvió graso, perdió su volumen despampanante, o tuviste que volver a lavarlo después de sólo unas horas, puede ser que aplicaste una excesiva cantidad de producto. Por ello debes tener en cuenta que si tu cabello es graso sólo debes aplicar el acondicionador de la mitad a las puntas. En caso de tener un cabello seco puedes aplicarlo desde ¼ hasta las puntas.

Tips de interés:

  • Si te sientes dudoso/a de cuánto producto aplicar, ensaya aplicar la cantidad que consideres necesaria antes de utilizar el shampoo sobre tu cabello húmedo, déjalo actuar por unos segundos para que penetre en la fibra capilar, y después lávalo usando tu shampoo. Así verás cómo tu cabello no pierde volumen, y lo sentirás más suave e hidratado facilitando su peinado.
  • No sólo la adecuada aplicación de un producto es importante, usa productos que contengan los ingredientes adecuados para tu cabello. Hoy te queremos sugerir para tu rutina de cuidado capilar, el Acondicionador Haiko Natural que contiene aceite de aguacate, quina, romero y tomillo, ingredientes que coadyuvan en la reparación del cabello dañado, aportando brillo y suavidad, controlando el frizz y previniendo la caída del cabello y la aparición de la caspa.