fbpx

¿Qué es el agua micelar, y realmente funciona?

El agua micelar puede ser un fenómeno reciente en Latinoamérica, sin embargo, para aquellos expertos que trabajan en la industria de belleza en Europa, ya la han venido usando durante años. Su origen data en Francia, varias décadas atrás, cuando maquilladores y modelos a falta de lavabos en los backstages de la semana de la moda parisina, se abastecían de este producto para limpiar, desmaquillar e hidratar la piel pues además de ser fácil de usar, era perfecto para aquellas modelos cuya piel se encontraba ultra sensible después de 4-5 semanas de shows.

El agua micelar es una combinación de agua purificada, ingredientes hidratantes y de micelas. Una micela es una molécula formada por dos partes: una hidrófila (agua) y otra lipófila (lípidos) que es capaz de atraer como un imán la suciedad y grasa presente en la piel. Cuando limpias tu rostro con un pad de algodón cargado de agua micelar, lo que sucede es que las micelas se adhieren al algodón y retiran el maquillaje, el sebo y la contaminación del día a día de manera tan efectiva que no tendrás que friccionar varias veces la piel para limpiarla. Dado que las aguas micelares son fórmulas tan ligeras y suaves, no tienes necesidad de enjuagarla por lo que de ella se aprovecha también sus cualidades hidratantes. Apta para todo tipo de piel, el agua micelar la limpia sin resecarla pues no contiene alcohol. Es por esto que el agua micelar hoy por hoy es un producto tan aclamado en la rutina de cuidado de la piel.

Si estás lista/o para reducir el tiempo que gastas cuidando tu rostro, puedes utilizar el Agua Micelar Antiedad de Haiko Natural, que además de limpiar, desmaquillar, hidratar y tonificar la piel de tu rostro, contiene extractos 100% naturales de Caléndula y Hamamelis que la restauran y preservan su juventud.